masinteresmadrid.com

La tercera fase de los trabajos, que se inició en junio con una inversión cercana a los 968.000 euros, ya ha terminado

Las obras de reforma de la Colonia del Manzanares estarán acabadas este verano

El delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado de la concejala del distrito de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, ha comprobado el resultado de los trabajos de la tercera fase que, con una inversión cercana a los 968.000 euros, se iniciaron en junio y ya han terminado.
Ampliar
El delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado de la concejala del distrito de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, ha comprobado el resultado de los trabajos de la tercera fase que, con una inversión cercana a los 968.000 euros, se iniciaron en junio y ya han terminado. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)
jueves 18 de febrero de 2021, 17:00h
Las obras de reforma de la Colonia del Manzanares que lleva acabo el Ayuntamiento desde 2019 encararán desde marzo su última fase, que concluirá este verano. La tercera fase, recientemente finalizada con una inversión de casi un millón de euros, incluye la adecuación de los caminos peatonales a la ley de accesibilidad, plantación de árboles y construcción de una red de riego y drenaje eficiente.
Los primeros trabajos dentro de esta tercera fase consistieron en la reforma de caminos y bordillos, red de riego, drenaje y ajardinamiento en las inmediaciones a la calle Santa Pola. El resto de la actuación se ha ubicado entre las calles de Santa Comba y Felipe Moratilla, donde se ha buscado la uniformidad en el mobiliario urbano, la nueva instalación de doce aparcabicis o la colocación de seis mesas de ajedrez.
Ampliar
Los primeros trabajos dentro de esta tercera fase consistieron en la reforma de caminos y bordillos, red de riego, drenaje y ajardinamiento en las inmediaciones a la calle Santa Pola. El resto de la actuación se ha ubicado entre las calles de Santa Comba y Felipe Moratilla, donde se ha buscado la uniformidad en el mobiliario urbano, la nueva instalación de doce aparcabicis o la colocación de seis mesas de ajedrez. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)
La zona que hoy se ha supervisado se encuentra en el ámbito delimitado al norte por la calle de la Ribera de Manzanares y la plataforma de acceso a la Casa de Campo, la calle Felipe Moratilla al sur, la calle de la Ribera de Manzanares al este y la M-30 al oeste (zona D).
La zona que hoy se ha supervisado se encuentra en el ámbito delimitado al norte por la calle de la Ribera de Manzanares y la plataforma de acceso a la Casa de Campo, la calle Felipe Moratilla al sur, la calle de la Ribera de Manzanares al este y la M-30 al oeste (zona D). (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Según ha explicado el Gobierno municipal, por su gran extensión -ocupa 120.000 metros cuadrados, entre la M-30 y Ribera del Manzanares-, el proyecto para mejorar sus zonas verdes, paseos y el entorno se dividió en cuatro fases de actuación.

El delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, acompañado de la concejala del distrito de Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, ha comprobado el resultado de los trabajos de la tercera fase que, con una inversión cercana a los 968.000 euros, se iniciaron en junio y ya han terminado.

"El vecindario disfruta de arbolado saneado, mejor paisajismo y caminos peatonales adecuados, además de infraestructuras ajustadas a la ley de accesibilidad. También se ha instalado una red de riego eficiente, se ha sustituido el mobiliario deteriorado e insuficiente y se ha adaptado la red de alumbrado", ha descrito el Consistorio.


Será en marzo de este año cuando comiencen los trabajos de la última fase del ámbito Colonia del Manzanares, con cargo a las mejoras del actual contrato integral de limpieza urbana y conservación de espacios públicos y zonas verdes.

En verano estará finalizada toda la reforma, consistente en trabajos de adecuación de pavimentos y mejora de zonas verdes en el conjunto de la colonia, así como la habilitación de zonas de juegos en las dos primeras fases y en la última.

La zona que se ha supervisado se encuentra en el ámbito delimitado al norte por la calle de la Ribera de Manzanares y la plataforma de acceso a la Casa de Campo, la calle Felipe Moratilla al sur, la calle de la Ribera de Manzanares al este y la M-30 al oeste (zona D).

Los primeros trabajos dentro de esta tercera fase consistieron en la reforma de caminos y bordillos, red de riego, drenaje y ajardinamiento en las inmediaciones a la calle de Santa Pola. El resto de la actuación se ha ubicado entre las calles de Santa Comba y Felipe Moratilla, donde se ha buscado la uniformidad en el mobiliario urbano, como papeleras, la nueva instalación de doce aparcabicis o la colocación de seis mesas de ajedrez.

Tras algo menos de seis meses de labores, se ha consolidado una zona recuperada ambientalmente para uso público, en un barrio que reclamaba un entorno mejorado y utilizable para personas de todas las edades.

Zonas ajardinadas

Las zonas ajardinadas objeto del proyecto suman una superficie de más de 11.000 metros cuadrados, de los que se actúa sobre casi 7.000. En aquellos lugares de terrizo deteriorado se han realizado diversas plantaciones de 35 especies diferentes, como tapizantes, arbustos de pequeño y gran porte y arbolado: lilos, cipreses, perales de flor, lirios y fresnos, entre otras como agapantos, abelias o durillo.

Debido a la cercanía con la M-30, los pliegos de licitación contemplaban una densa pantalla vegetal, compuesta por arbolado mixto de especies perennes y caducas.

Además, en el tramo de la calle de Santa Comba, comprendido entre las calles de Comandante Fortea y Ribera del Manzanares, existían zonas verdes valladas y con setos que estrechaban el camino de paso. Una vez eliminado el vallado, se han originado dos zonas estanciales en el lateral de la calle Santa Comba que darán amplitud. Un paseo entre los bloques, con especies arbustivas de floración primaveral y estival sustituye, al angosto paseo que había en la zona.

Las zonas ajardinadas objeto del proyecto suman una superficie de más de 11.000 m2, de los que se actúa sobre casi 7.000. En aquellos lugares de terrizo deteriorado se han realizado diversas plantaciones de 35 especies diferentes, como tapizantes, arbustos de pequeño y gran porte y arbolado: lilos, cipreses, perales de flor, lirios y fresnos, entre otras como agapantos, abelias o durillo.
Ampliar
Las zonas ajardinadas objeto del proyecto suman una superficie de más de 11.000 m2, de los que se actúa sobre casi 7.000. En aquellos lugares de terrizo deteriorado se han realizado diversas plantaciones de 35 especies diferentes, como tapizantes, arbustos de pequeño y gran porte y arbolado: lilos, cipreses, perales de flor, lirios y fresnos, entre otras como agapantos, abelias o durillo. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios