masinteresmadrid.com

La entrada es gratuita y sólo se requiere el título de transportes para acceder a las estaciones que albergan estos enclaves

Madrid amplía en Semana Santa los días de apertura de los museos más emblemáticos de Metro, obras de Antonio Palacios

La exposición de Chamartín, la Nave de Motores, la estación 'fantasma' de Chamberí y Caños del Peral abrirán entre el 25 y el 31 de marzo. Además, completando el itinerario de todos los espacios, a través de un 'Pasaporte', se obtiene un regalo especial del suburbano.
Ampliar
La exposición de Chamartín, la Nave de Motores, la estación 'fantasma' de Chamberí y Caños del Peral abrirán entre el 25 y el 31 de marzo. Además, completando el itinerario de todos los espacios, a través de un 'Pasaporte', se obtiene un regalo especial del suburbano. (Foto: Comunidad de Madrid)
Por Redacción Centro
x
centromasinteresmadridcom/6/6/23
sábado 23 de marzo de 2024, 16:43h
La Comunidad de Madrid amplía en Semana Santa los días de apertura a los museos más emblemáticos de Metro, para que los ciudadanos puedan disfrutar de ellos durante este periodo de vacaciones.

De esta forma, la consejería de Vivienda, Transporte e Infraestructuras pone a disposición del público un incremento en el horario de la Nave de Motores, la estación de Chamartín, la estación de Chamberí y los Caños del Peral (en la estación de Ópera), que abrirán del lunes 25 al sábado 30 de marzo, entre las 10.00 y las 14.00 horas, por la mañana, y de 16.00 a 20.00 horas, por la tarde. En el caso del día 31, Domingo de Resurrección, la apertura se producirá exclusivamente en el horario de mañana.

Otro enclave importante del suburbano es el antiguo vestíbulo de Pacífico, cuya apertura se realizará el 30 de marzo, coincidiendo con el último sábado de mes, como viene siendo habitual. Todo el recorrido es guiado y tiene que solicitarse con antelación –escribiendo un correo electrónico a andencero@tritoma.es–. Recientemente, la compañía madrileña reabría al público este espacio, tras concluir los trabajos de restauración que se han ejecutado para recuperar el aspecto original que presentaba este 'hall' en 1923.

La entrada es gratuita, ya que sólo se necesita el título de transportes público para acceder a las estaciones de Chamartín, Ópera y Pacífico. El pasado año, todas ellas se consolidaron como espacios culturales de referencia, tras recibir un 13% más de visitantes que 2022. Un total de 100.000 personas incorporaron estos representativos lugares a sus actividades de ocio y puntuaron la experiencia con una nota global de satisfacción de un 9,83 sobre 10.


El Pasaporte de los Museos

Otro de los atractivos que ofrecen estos espacios es poder conseguir una recompensa si se completa todo el recorrido. Todo ello, mediante el Pasaporte de los Museos, con el que visitar, además de estos enclaves, otros tres emplazamientos como la exposición de Gran Vía, el vestíbulo de Tirso de Molina y el centro Paleontológico de Carpetana. Una vez terminado y sellado, los poseedores del documento pueden acudir a las tiendas del suburbano, localizadas en Sol y Plaza de Castilla, para obtener un regalo especial. Los detalles pueden consultarse en este enlace.

Desde que se pusiera en marcha la iniciativa, en febrero de 2022, 1.676 usuarios han recibido ya su 'premio', tras completar todos los sellos de la ruta.

La historia de las joyas museísticas

Así, Chamartín, que acoge la exposición de trenes clásicos, permite visionar auténticas joyas históricas, ya que cuenta con los primeros modelos de coches, que datan de 1919, hasta los que circularon hasta 1965.

La Nave de Motores, que fue construida entre 1922 y 1924, conserva su aspecto original y cuenta con la maquinaria que, en su momento, sirvió para generar y transformar la energía con la que funcionaban los convoyes. El edificio destaca por la claridad de su concepción, la atención al detalle y la buena ejecución que caracterizan todo el trabajo de Antonio Palacios, uno de los grandes artífices de la imagen de la ciudad de la primera mitad del siglo XX.

Por otro lado, la estación de Chamberí, conocida como la 'Estación Fantasma', permitirá a quien la visite volver al Madrid de los años 50 y 60 descendiendo tan solo unos escalones. El emplazamiento pertenece a la primera línea de la compañía, inaugurada en 1919, que contaba con ocho estaciones y que, a principios de los años 60, fue clausurada al aumentar la longitud de los trenes. Su diseño es obra también del arquitecto de Metro, que eligió para el interior un recubrimiento cerámico con juegos ornamentales. Sus carteles publicitarios son uno de sus grandes atractivos, ya que se conservan, prácticamente, tal y como fueron creados en la década de los años 20.

También, a lo largo de estos días, habrá posibilidad de adentrarse en la estación de Ópera para contemplar el mayor museo arqueológico bajo tierra de la capital, un espacio de 200 metros cuadrados donde se pueden ver restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII, pertenecientes a la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios