masinteresmadrid.com

En el Centro Regional de Innovación y Formación Las Acacias, en la finca Vista Alegre de Carabanchel

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha participado junto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la inauguración de la biblioteca del Centro Regional de Innovación y Formación (CRIF) Las Acacias, que desde hoy lleva el nombre del jurista fallecido en 2020, Severo Bueno de Sitjar de Togores.
Ampliar
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha participado junto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la inauguración de la biblioteca del Centro Regional de Innovación y Formación (CRIF) Las Acacias, que desde hoy lleva el nombre del jurista fallecido en 2020, Severo Bueno de Sitjar de Togores. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Ayuso y Almeida inauguran la biblioteca Severo Bueno en honor al abogado que denunció la inmersión lingüística en Cataluña

viernes 19 de febrero de 2021, 19:37h
La presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde la capital, José Luis Martínez-Almeida, han inaugurado este viernes la biblioteca del Centro Regional de Innovación y Formación (CRIF) Las Acacias, que llevará el nombre de Severo Bueno, el abogado del Estado que denunció la inmersión lingüística en Cataluña.

El CRIF Las Acacias es un centro que tiene como finalidad diseñar, gestionar e impartir actividades de formación del profesorado, tanto de carácter general como de carácter especial, y la formación online, así como impulsar las actividades de innovación didáctica en las enseñanzas anteriores a la universidad.

"Esta biblioteca lleva el nombre de una persona honrada, muy querida, respetada, y que, además, ha hecho tanto por sus hijos y por los hijos de todos los españoles que en todos los rincones del país tienen el derecho y la obligación de conocer uno de los idiomas más ricos del mundo", ha señalado la Presidenta.

Ayuso ha incidido en que algunas etapas se acaban en la vida, pero otras nacen. "Hoy nace aquí su nombre y todo el trabajo que realizó. Espero que todos los docentes se acuerden de él y de lo importante que es formar a personas para el futuro bajo valores", ha remarcado.

Un "héroe", que cumplió con un deber

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha remarcado que Severo era una "persona comprometida con los tiempos que le había tocado vivir, con unas circunstancias muy difíciles y complicadas, con una tierra, Cataluña, que amaba profundamente, igual que amaba profundamente a España".

"Como todos los héroes sencillamente entendió que se tenía que limitar a cumplir lo que él entendía como un deber, que era cumplir con los mandatos de la Constitución de 1978. Severo no trabajó únicamente por sus hijas, sino por todos los españoles", ha declarado.


Almeida ha hecho hincapié en que la Constitución del 78 da un marco y una cobertura de derechos y libertades fundamentales, que hay que defender todos los días, "con independencia" de cuál sea la posición en la sociedad, la profesión o el pensamiento.

El alcalde de Madrid ha subrayado que "la diversidad cultural y lingüistíca de España" debe unir a todos en torno a una "cultura común". "Por supuesto tiene diferencias y matices pero en la pluralidad nos podemos reconocer", ha declarado.

Su viuda, Susana Martín Meléndez, ha agradecido este "regalo maravilloso" y ha destacado el "espirítu de trabajo y de sacrificio" de Severo Bueno. Ha recordado que el creía en la Justicia, en la la libertad y en los derechos individuales y fue por ello por lo que cuestionó el modelo de inmersión lingüistíca.


Trayectoria

Bueno, que falleció el pasado 20 de septiembre de 2020, a los 53 años, por esclerosis lateral amiotrófica, se distinguió durante toda su carrera judicial por la defensa de la legalidad en Cataluña.

En 2009, Severo Bueno denunció a la Generalitat de Cataluña ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña con el fin de que su hija pudiera escolarizarse y cursar estudios en castellano. En 2016, el Tribunal Supremo resolvió a su favor, caso que sentó jurisprudencia contra la inmersión lingüística.

Asimismo, en diciembre de 2020, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dictaminó que la Generalitat de Cataluña estaba obligada a impartir al menos el 25% de las clases en castellano. Concluía así una batalla que comenzó cinco años antes, cuando se inició un proceso judicial al no garantizar el uso normal del castellano en las aulas de los escolares residentes en Cataluña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios