masinteresmadrid.com

El vinilo de 40 metros cuadrados, colocado el pasado jueves, puede verse en el pasillo de las líneas 1, 9 y 10

Un gran mural en los pasillos de la estación de Plaza de Castilla recuerda la importancia del metro de Berlín hasta 1989

La iniciativa responde a la celebración de la primera gran exposición itinerante a nivel mundial, 'El Muro de Berlín. Un Mundo Dividido', que ha elegido la capital de España como sede inaugural.
Ampliar
La iniciativa responde a la celebración de la primera gran exposición itinerante a nivel mundial, 'El Muro de Berlín. Un Mundo Dividido', que ha elegido la capital de España como sede inaugural. (Foto: Comunidad de Madrid)
Por Redacción Norte
x
nortemasinteresmadridcom/5/5/22
domingo 26 de noviembre de 2023, 21:06h
Un vinilo de 40 metros cuadrados en el pasillo de la estación de Plaza de Castilla recuerda la importancia del suburbano de Berlín durante la separación de la ciudad, con motivo de la exposición 'El Muro de Berlín. Un mundo dividido'.
La obra reproduce textos y fotografías de personas que consiguieron huir a través del túnel subterráneo de esta infraestructura con la ayuda de los maquinistas.
Ampliar
La obra reproduce textos y fotografías de personas que consiguieron huir a través del túnel subterráneo de esta infraestructura con la ayuda de los maquinistas. (Foto: Comunidad de Madrid)

La Comunidad de Madrid ha instalado un vinilo de 40 metros cuadrados en el pasillo de la estación de Metro Plaza de Castilla de las líneas 1, 9 y 10, que da acceso a la Fundación Canal, con motivo de la primera gran exposición itinerante a nivel mundial, 'El Muro de Berlín. Un Mundo Dividido', que ha elegido la capital de España como sede inaugural.

Con esta iniciativa, la compañía metropolitana quiere poner en valor el importante papel que desempeñó el suburbano berlinés durante los años de separación que vivió la ciudad alemana, desde 1961 hasta 1989.

De esta forma, el mural reproduce textos y fotografías que narran la historia de personas que consiguieron huir a través del túnel del Metro, en algunos casos, con la ayuda del propio personal, como los maquinistas. También ilustra cómo los berlineses buscaron refugio dentro de la red subterránea para protegerse de los ataques aéreos durante la II Guerra Mundial, la crisis de Berlín y el estallido de la Guerra Fría.

Asimismo, la obra hace alusión a la construcción del Muro, en 1961, momento en el que se cerraron las estaciones que integraban el sector oriental y por las que discurrían las líneas que trasladaban a los pasajeros de una parada de la zona occidental a otra.

A partir de ahí, esos apeaderos se convirtieron en lo que hoy en día conocemos como espacios fantasmas, conservando su mismo aspecto desde que se clausuraron hasta que volvieron a abrirse, casi 30 años después.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios