masinteresmadrid.com

Formatos, rellenos y elaboración de variedades para las intolerancias alimentarias, entre las novedades destacadas

Las pastelerías madrileñas prevén vender 2,8 millones de roscones artesanos, con los rellenos de nata y trufa como preferidos

Más del 50% de la población prefiere el roscón relleno de nata o trufa, y el precio experimenta una variación respecto al pasado año en una media del 10%.
Ampliar
Más del 50% de la población prefiere el roscón relleno de nata o trufa, y el precio experimenta una variación respecto al pasado año en una media del 10%. (Foto: Pan y Cacao)
Por Jon M. Rhode
x
redacciongacetaslocalescom/9/9/24
jueves 04 de enero de 2024, 18:30h
El roscón de Reyes artesano es “la estrella de la Navidad” y el más consumido en Madrid, con más de 2,8 mil unidades vendidas, según la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid (Asempas), pese a la subida del 10%.
También se aprecia los nuevos diseños en los roscones bañados.
Ampliar
También se aprecia los nuevos diseños en los roscones bañados. (Foto: Asempas)

Las cerca de 600 pastelerías artesanas de la Comunidad de Madrid tienen previsto vender más de 2,8 roscones de Reyes, con los rellenos de nata y trufa como preferidos entre los madrileños.

De este modo, está previsto que se consuman 200.000 unidades más durante estas fechas que en el mismo periodo del año anterior y ello a pesar de que el precio subirá una media del 10%, según la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelerías de Madrid (ASEMPAS).

Desde el sector, aseguran que, pese a la subida de precio, siguen sin poder aplicar al precio final el total de los costes de las materias primas –entre las que destaca el incremento en los precios de mantequilla y huevos–, costes laborales y la energía, viéndose así que vea mermado el beneficio de las empresas de pastelería artesana madrileña.

En cuanto a las tendencias de consumo, el sector apunta que se constata la creciente tendencia del consumidor por adquirir el roscón elaborado artesanalmente (sin conservantes, ni otros añadidos) y consumido horas después de su elaboración y su compra.

La adaptación a las nuevas tendencias de consumo sigue provocando en la pastelería artesana madrileña la venta de "medidas más pequeñas" para adecuarse a todo tipo de familias, de modo que las piezas de 500 gramos son las protagonistas.

Asimismo, también se opta por la reducción en la proporción de azúcar empleada y la elaboración de variedades para la población con intolerancias (sin gluten, sin lactosa). Igualmente, la mitad de la población prefiere el roscón relleno de nata o trufa y también se aprecia los nuevos diseños en los roscones bañados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios