masinteresmadrid.com

Según denuncia la ONG Educo, sólo algunas comunidades autónomas mantienen esta ayuda durante los periodos de vacaciones

850.000 escolares que reciben becas de comedor se queda en Semana Santa sin la garantía de una comida saludable

Según los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, casi el 7% de los menores de 18 años –más de 550.000– no pueden comer carne, pollo o pescado cada dos días, la cifra más alta desde 2004.
Ampliar
Según los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, casi el 7% de los menores de 18 años –más de 550.000– no pueden comer carne, pollo o pescado cada dos días, la cifra más alta desde 2004. (Foto: Educo)
Por Redaccion
x
redaccionmasinteresmadridcom/9/9/26
miércoles 27 de marzo de 2024, 12:01h
Educo ha advertido de que, al cerrar las escuelas durante las vacaciones de Semana Santa, 850.000 menores que reciben becas o ayudas al comedor escolar se quedan sin la garantía de tener una comida saludable al día.

"Es incomprensible que no reciban este apoyo económico todo el año. Durante la semana de vacaciones, los niños y niñas siguen comiendo igual que si fueran al colegio y la situación de sus familias, que hacen malabares para llegar a fin de mes, es la misma en vacaciones que durante el curso escolar. Sólo algunas comunidades autónomas han empezado a dar ayudas para el comedor escolar gratuito durante los periodos de vacaciones para el alumnado vulnerable, pero llegan a pocos niños y la gestión es complicada", denuncia la directora general de Educo, Pilar Orenes.

La organización considera que tener una alimentación completa y nutritiva es un derecho de los niños durante todo el año, "no sólo cuando van a la escuela". "Además, estos niños y niñas se suman, tristemente, al millón que debería recibir una beca comedor durante el curso por estar en riesgo de pobreza y no la está recibiendo", denuncia Orenes.

Educo avisa de que esta problemática "se agrava en verano", porque no es una semana sino casi tres meses, en los que se quedan sin beca comedor. "Demasiado tiempo para que las familias, con escasos recursos económicos, tengan que hacerse cargo de la alimentación de sus hijos", apunta Orenes.

Cuando el precio de los alimentos "sigue por las nubes", la ONG recuerda que, según los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida, casi el 7% de los menores de 18 años –más de 550.000– no pueden comer carne, pollo o pescado cada dos días, la cifra más alta desde 2004.

Asimismo, la organización pone el foco en la alta tasa de pobreza infantil que hay en España, que ya ocupa el primer puesto de toda Europa. Aquí uno de cada tres menores –el 34,5%– está en riesgo de pobreza o exclusión social. Es decir, hay más de 2,7 millones que viven en hogares en los hay pocos ingresos y, por ejemplo, no se pueden pagar los suministros básicos, tampoco afrontar imprevistos o irse de vacaciones una semana al año.

Para asegurar la alimentación y el ocio educativo de los niños estos días de Semana Santa, pero también en la Navidades y en verano, Educo pide a las administraciones que aumenten la oferta gratuita de actividades para la infancia en situación de vulnerabilidad.

"En las colonias, los campamentos o las actividades de ocio y deporte que organizan las entidades sociales, se les asegura al menos una comida completa y nutritiva al día. Pero, no sólo eso. Poder salir del barrio, hacer excursiones y participar en actividades educativas puede ser un lujo fuera de su alcance si no reciben ayuda económica", explica la directora general de la entidad.

La organización incide en que la infancia "tiene que tener unas vacaciones de verdad, en un espacio protegido, con otros niños con los que jugar y aprender".

"Es fundamental para su desarrollo y su educación. Cuando no pueden hacerlo, sus vacaciones consisten en estar encerrados todo el día en un piso, muchas veces mal acondicionado y, en ocasiones, sin una persona adulta a su lado, porque sus familiares están trabajando", concluye Orenes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios